Prueba Toyota Yaris Hybrid 1.5 HSD 100 Feel!, el nuevo acabado deportivo

La edición del Yaris 2.016 tiene pocos cambios, el principal es el nuevo acabado Feel!, de carácter más deportivo y más cerca del completo Advance exclusivo del híbrido

Resumen

Toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

Si le pusiéramos un enchufe sería el coche ideal para la ciudad, compacto, automático, de bajas o nulas emisiones y de 5 puertas. Pero al no tenerlo, aunque sea híbrido, al ser compacto precisamente y ligero, es cuando menos energía en térmios absolutos vamos a recuperar y los consumos, además de ser de un combustible más caro, no llegan a los niveles de un diésel con stop-start.

Dicho de otro modo, los motores híbridos son más recomendamos para coches que consumen más, puesto que va en términos proporcionales, cuanto más consumo potencial, más ahorro en la práctica, y con un enchufe, esos 50 primeros kilómetros pueden llegar a ser suficiente en el andar diario. El diseñar un coche pequeño de consumos ya bajos, con un sistema híbrido que siempre es más caro, es un poco como matar pájaros a cañonazos.

Pero tenemos lo que tenemos, y tenemos que analzarlo. Así que aquí vamos.

1-05-exterior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-pEl Yaris es un coche que no llega a 4 metros, en su gama ahora no hay mecánica diésel, así que si queremos el coche para hacer mayoritariamente ciudad, es lo mejor de la gama. También es válido para carretera, por sus 100 cv, pero aquí la comodidad del cambio automático, sin marchas, de variador continuo, se vuelve un lastre en curvas, la conducción ha de ser tranquila y si hay que adelantar tendremos que acostumbrarnos al ruido del motor a tope de vueltas.

Pelea en un segmento entre los más peques, 100% urbanos y los coches de poco más de 4 metros que son los auténticos polivalentes.

El Yaris, tiene un interior muy amplio para su talla exterior, permite la ubicación de 5 adultos para desplazamientos cortos, y 4 viajarán bien pero con poco equipaje. Su maletero esta cuidado, tiene una capacidad de 286 litros, con 3 "pisos", buenos abatimientos pero pocos detalles.

En cuanto a esta versión de 2016 pocos o ningún cambio hemos encontrado respecto a la del pasado año, sólo que hay un nuevo acabado para elegir.

Toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

Toyota Yaris 5p

Hybrid 1.5 HSD e-CVT

Feel!

Lo mejor:

  • Consumos en gasolina
  • Habitabilidad
  • Equipamiento/precio

Lo mejorable

  • Cambio
  • Prestaciones
  • Detalles meletero

Ficha de gama Ficha de gama Toyota Yaris 5p

En estático

3-04-interior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

Un nuevo acabado.

Entre el Yaris de 2.015 y este de 2.016 apenas hay cosas nuevas, una de ellas es el nuevo acabado Feel! que se sitúa en el segundo más completo de los 4 que hay en la gama.

La versión híbrida es la única por cierto que disfruta de todos ellos, como la gran apuesta de la marca por éste mismo.

Este Feel!, a su vez se dispone en todas las variantes mecánicas excepto la más básica, el motor 1.0 de 70 cv que sólo se dispone en los dos acabados más bajos.

Carrocería compacta pero aprovechable.

1-07-exterior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p1-10-exterior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p1-05-exterior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

En la gama 2016 del Yaris no hay cambios en la carrocería, tan sólo el nuevo acabado Feel! tiene elementos diferenciadores.

Se mantiene intacta esta generación del Yaris 2015, su tamaño se acerca a los 4 metros, está en la talla de los polivalentes compactos, como un Citroën C3, un VW Polo o un Ford Fiesta. Su aspecto se ha modificado en esta generación estrenada el pasado año para tomar la imagen de marca con la cruz en el frontal marcada por la amplia parrilla inferior y la suerior continuación de los grupos ópticos que incluyen luces de día de LED en este acabado, con llantas de aleación específicas y defensas y manetas en tono de la carrocería, cromados de ventanas en mate y un perfil casi de monovolumen, con el capó y la luna delantera casi en línea, ventanas en reducción y ruedas traseras muy retrasadas, ampliando todo lo posible la batalla.

Los cristales oscurecidos que tiene nuestro Yaris Feel! son de serie, así como una diferente parrila delantera y el espoiler trasero sobre el portón.

Interior, amplio para su talla.

3-03-interior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p3-03-interior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p3-03-interior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

El espacio en el interior es relativamente bueno para su talla, caben 5 adultos, pero 4 viajarán mejor, la cota útil alcanza los 163 cm en longitud, con 138 de codos tanto delante como atrás, está en la media.

Sin lujos, el acabado es aceptable, en línea con las aspiraciones de su segmento, con detalles de confort justos y bien de huecos, algunos aprovechados en algún resquicio para colocar cosas pequeñas. Echamos de menos quizá luces traseras o un plafón central si acaso.

No por ser un coche compacto tiene asientos escuetos, sin un gran diseño valen para viajes largos. En este acabado ya tenemos reposa-codos plegable en el asiento del conductor.

Zona de carga con fáciles abatimientos.

5-01-maletero-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p5-01-maletero-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p5-01-maletero-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

El volumen del maletero con 286 litros ampliables a 768, está un poco por debajo de la media de su segmento. La forma es bastante cuadrada pero tiene los pasarruedas muy marcados en los laterales. En el subsuelo tenemos de serie un kit de reparación de pinchazos, aunque cabría una rueda de repuesto, incluso normal, sólo hay que poner el panel del suelo en su posición alta, donde iguala el nivel con los asientos abatidos. Éstos se abaten de forma asimétrica, la bandeja de ocultación es rígida y no cabe en el subsuelo.

1-05-exterior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-pEn cuestión de detalles está escaso, sin ningún tipo de elementos para bultos pequeños ni bolsas. En el subsuelo con el kit de reparación hay huecos medianos donde podemos meter una bolsa con los triángulos, pero no tenemos gato, aunque sí podemos ver el hueco previsto para guardar la llave de los tornillos de las ruedas.

La boca es bastante cuadrada y optimizada, con un umbral con refuerzo en plástico, cristal fijo y como es lógico en su segmento. En nuestra documentación no hemos visto la posibilidad de estar asistido, cosa que en la web de Toyota España sí.

7-05-display-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

Equipamiento con nuevas denominaciones.

En el Yaris del 2016 encontramos nuevas denominaciones y nuevos acabados en la gama, pero el más alto sigue siendo el Advance, exclusivo de esta motorización híbrida.

En la gama de 2.016 se extrenó el acabado Feel!, con un acabado de estilo más deportivo pero que tambien añade más elementos de equipamiento como asientos delanteros con regulación de altura, cristales oscurecidos o guantera refrigerada.

Relativamente al precio es un nivel bueno, pero mejor sabiendo que este tipo de mecánica está más subvencionado y siempre cuenta con promociones buenas.

Dinámica

2-07-exterior-detalle--toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p100 cv garantizados.

Tampoco hay nada nuevo bajo el capó. El Yaris Híbrido utiliza el sistema de hibridación de la casa, pero a su escala, con un bloque de 1.5 litros de 4 cilindros, atmosférico de inyección directa con 75 cv, el resto lo aporta el motor eléctrico que puede rendir hasta los 61 cv en solitario, el sistema garantiza 100 cv.

Todos los elementos están delante, incluida lógicamente la tracción, convenientemente comprimidos en el tamaño del Yaris, excepto las baterías que están en el fondo del coche, compensando como siempre en estos casos, el mayor peso con un centro de gravedad más bajo.

El motor de gasolina entrega la potencia máxima a 4.800 rpm, lo que es un régimen bastante bajo para ser de este combustible, su par máximo es de 111 Nm y llega a 3.800. Pero en cuestión de par el motor eléctrico es el que más aporta, 169 Nm y desde la arrancada, por lo que contamos con 279 Nm sumados, lo que le da un buen empuje en los primeros milímetros del acelerador.

El sistema de cambio es de variador continuo, el Talón de Aquiles de los que le gusten eso de meter marchas. Su concepción es por lo tanto muy urbana, en curvas y adelantamientos el variador es una carga que a muchos puede retraer para su compra. Tiene su compensación en una conducción urbana, donde se logra el mayor aprovechamiento de la energía, con sus sistemas obligados de calado automático y de recuperación de la misma. El desarrollo final es corto lo que deja su punta en una cifra algo baja.

En cuanto a suspensión, delante monta un tradicional sistema McPherson con eje torsional trasero que es lo que menos ocupa y es válido para un coche sin demasiada masa.

6-10-puesto-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-pMuy cómoda conducción urbana.

El Yaris es pequeño y el híbrido es automático, por lo que una vez al volante no tardas en ponerte en marcha, sin agobio de botones ni complicados mandos. La palanca de cambios tiene la típica guía "P-N-R-D-S", donde en la D puedes ir a todas partes. La regulación del volante es sólo de altura y su distancia está más balanceada hacia los pedales, lo que implica que es mejor para piernas cortas que largas.

Arrancamos con botón, pero el acceso al coche es abriendo con el mando, la opción de detección es para el acabado superior.

No tenemos marchas, el variador es como una scooter que adapta la relación a la velocidad y solicitud del acelerador, se te hace incómodo por el ruido al no tirar de par sino que se pone a tope de vueltas cuando hundimos el pié en el acelerador.

6-07-puesto-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-pPero para ciudad y un trato tranquilo es válido y francamente cómodo. Tenemos una posición S en la palanca en la que hay una mayor retención, y tanto en curvas como en ciudad podemos minimizar mucho el uso del freno y aprovechar mejor la energía.

Tenemos la posibilidad de elegir entre tres tipos de conducción, la normal, sin tocar ningún botón y después la elección con un par de botones de "EV", o emisiones cero, que forzará el uso del motor eléctrico siempre que tenga carga la batería y nuestra solicitud de potencia no sea muy alta y después el "ECO Mode" que nos cambia los parámetros del acelerador y transmisión favoreciendo los consumos, lo típico.

6-09-puesto-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-pLa instrumentación cambia el cuentavueltas por un "potenciómetro" que nos indica el nivel de eficiencia según estemos recuperando energía, gastándola o haciendo una conducción económica. El gran velocímetro preside el cuadro con una zona más abierta al comienzo de la escala, ésta alcanza hasta los 230 km/h, ¡65 más de la punta que tiene homologada!, con lo que se estrecha innecesariamente la escala para su mejor lectura, no tenemos velocímetro digital. No hay temperatura de refrigerante y sí un indicador del nivel de combustible muy clarito.

Tenemos mandos en el volante, con equipo de audio y teléfono, pero no están iluminados para verse de noche. El control de crucero va en satélite aparte. En el propio cuadro tenemos el control del ordenador de consumos y totalizadores kilométricos.

En el centro del salpicadero está la pantalla de sistemas de tamaño mediado, aquí se reúnen los de audio, navegación y otros como los tradicionales del sistema híbrido, con gráficos específicos y estadísticas de consumo.

6-04-puesto-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-pDesde el nivel de acabado anterior "Active" tenemos cámara de marcha atrás, con guías, pero fijas. Como acesorio se dispone de sensores de obstáculos, tanto delantero como trasero.

Cosas a mejorar, pues que los intermitentes no tienen función de varios destellos de un toque, y conmutador del cambio de luces automático (opcional en este acabado) está un poco alejado de la mano.

1-09-exterior-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

El cambio penaliza en carretera.

El Yaris híbrido es un coche diseñado para ciudad, aunque tenga buen chasis y sea ligero para sentirse a gusto en las curvas, el cambio de variador limita mucho fuera de la urbe.

Podríamos hace diabluras con 100 cv y su peso, con buen paso en curvas, buenos frenos y todo a un nivel muy por encima de un cambio de variador continuo sin marchas de ningún tipo.

Toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

Prestaciones y consumos:

A nivel prestacional es un coche que está por debajo de su cifra de potencia, con una velocidad máxima que se queda en 165 km/h y una aceleración también discreta para 100 cv en su talla, de 11,8 s para alcanzar los 100 km/h. Aquí con este cambio automático no podemos hablar de recuperaciones.

Los consumos es un buen capítulo de argumentos de venta del Yaris Híbrido, los consumos están siempre en parecidos órdenes, pero muy lejos de los oficiales.

Incluso "pisando huevos" las variaciones sobre los muy optimistas consumos homologados son grandes proporcionalmente.

Lo bueno es que son siempre parecidos, el sistema híbrido hace de equilibrador, bajando las cifras en cuidad y en conducciones en carretera exigentes, yendo siempre hacia los 5,0 - 5,5 litros cada 100 km, que es donde solemos movernos siempre que no entremos en autopista o en curvas con una conducción muy deportiva. En éstas rondaremos los 10 litros, pero será donde más aporte el sistema eléctrico, recuperando y devolviendo.

En autopista, la velocidad constante no es lo mejor para recuperar energía, y el consumo sube hacia los 7 si nos mantenemos entre los 120 y 130 km/h.

Consumos oficiales/reales:

Consumo medio: 3,3 l/100 km; Esto está un par de litros por encima de los 5,5 de nuestra prueba, aunque es una buena cifra en términos absolutos como gasolina.

Consumo urbano: 3,3 l/100 km; se puede dar y menos si aprovechas la batería llena y un ciclo de medición no muy largo, sino sin carga en la batería y sólo aprovechando lo recuperado en el ciclo de medición nos vamos a los 6 litros.

Consumo extra-urbano: 3,1 l/100 km; pocas diferencias vamos a encontrar con el resto de mediciones, podemos bajar alguna décima sobre el promedio, pero no mucho más, en unas condiciones idílicas de tráfico, velocidad constante y crucero de 90 podemos estar en cifras de 4 - 4.5 litros.

Toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-pCompetencia:

El Yaris como compacto en su talla cuenta con diversos modelos de muy parecidos parámetros en tamaño y potencia, coches además muy populares como el Volkswagen Polo, Ford Fiesta, Opel Corsa, Skoda Fabia, Seat Ibiza y también como japonés el Honda Jazz.

Pero si comenzamos por forzar que sea un coche híbrido se queda solo.

La verdad es que si lo que nos preocupa es el consumo y que sea gasolina, ahora hay motores tipo 3 cilindros de inyección directa de gasolina están en el mismo nivel de consumos fuera de la ciudad. Este Yaris puede competir en las condiciones más difíciles como en ciudad o uso más agresivo, pero es cuando el cambio de variador nos puede fastidiar la diversión.

Está entre los más caros de su clase, si bien luego está muy promocionado y subvencionado y el precio baja bastante, tanto que puede ser más competitivo por su relación precio/equipamiento que por sus consumos reales. 

Detalles en fotos

Detalles en fotos

2-02-exterior-detalle--toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

Las llantas son específicas de este acabado Feel!

2-08-exterior-detalle--toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

El motor eléctrico cabe al lado del motor de combustión, y todo queda muy a la vista.

4-02-interior-detalle-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

Las luces de cortesía del Feel! son algo mejores pero aún faltan en las plazas traseras.

5-06-maletero-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

El doble fondo del maletero tiene una apertura más pequeña para la zona más cercana.

6-01-puesto-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

El cuentavueltas en el Yaris Híbrido es un potenciometro, como suele ser habitual.

7-01-display-toyota Yaris Hybrid 2016-prueba-p

Las típicas estadísticas de consumo están en fracciones de minutos, una pequeña trampa. Deberían estar en kilómetros.

 

 

Promociones