Prueba: Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 Tekna, mucho más SUV

La actual generación del Qashqai sube un peldaño en sus aspiraciones y se presenta como un SUV más "serio" que su antecesor.


Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 Teckna

El Qashqai de segunda generación tiene un diseño que rompe las líneas redondas de su antecesor y se pasa a los trazos rectos, dando además la impresión visual de estar más cerca de un todoterreno puro y duro que de un SUV, lo cual además le aporta un plus de "seriedad" a nivel de imagen. 

El frontal gana en agresividad y adquiere la nueva imagen de marca, con la gran "U" cromada enmarcando el logotipo de Nissan en la parrilla central. En la vista lateral Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2observamos unos voladizos relativamente largos y unas nervaduras que nacen en las puertas delanteras y llegan hasta las traseras; eso sí, más nos vale equipar unas llantas grandes si queremos lograr una vista lateral equilibrada porque hay mucha chapa a la vista.

En la parte trasera se hace muy patente el carenado negro que recorre los bajos de la carrocería del Qashqai, pues el paragolpes va pintado del negro que acabamos de comentar. Los pilotos traseros toman bastante protagonismo y es el portón trasero el que se encarga de partirlo en dos mitades.

Mirando a los turismos

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2En cuanto abrimos la puerta del Nissan Qashqai y nos sentamos en el asiento del conductor parece que lo estemos haciendo en un turismo. El diseño del salpicadero es elegante y sencillo, no dando sensación en ningún momento de llevar un SUV.

En las plazas delanteras no se nota ningún aumento en anchura, y en lo que se refiere a altura hay bastante espacio hasta el techo, con lo que el 99 % de los conductores no tendrán ni un sólo problema en este sentido.

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2Detrás se ha perdido un buena oportunidad para hacer más práctico al Qashqai, pues de haber contado con asientos corredizos le habría dado una mayor versatilidad. La anchura y el espacio para piernas son correctos pero la altura se ve penalizada por la línea descendiente del techo.

Corazón Renault

El motor que mueve a nuestro Qashqai es el 1.6 dCi 130 que Renault estrenó hace ya un par de años. En general es un motor con un buen agrado de uso pero al igual que en otros modelos en los que va montado su talón de Aquiles es la respuesta por debajo de 1.750 rpm. 

Si no fuera por este vacío de respuesta estaríamos hablando probablemente del mejor motor de su cilindrada pero hoy en día hasta los motores pequeños más modernos responden desde bajo régimen.

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2La cifra de par máximo es bastante buena, con 320 Nm disponibles precisamente a las mencionadas 1.750 rpm. El momento en el que llegamos al régimen de par máximo se nota claramente, pues el Qashqai pasa de estar casi "muerto" a pegar un acelerón con cierta patada.

La caja de cambios asociada a este motor consta de seis relaciones que cuenta con un buen escalonamiento entre marchas para conseguir una buena relación entre prestaciones y consumo.


Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2

Para todos los gustos

La gama del Nissan Qashqai tiene un horquilla de potencias disponibles por ahora bastante reducida, pues todas las mecánicas se mueven en el margen que va de 110 a 130 CV, pero lo bueno es que cualquiera de estos motores se puede adquirir con todos los acabados disponibles que son cuatro en total.

La gama gasolina tiene un único representante en el motor 1.2 DIG-T con 115 CV y sólo disponible con tracción delantera. Los diesel son de origen Renault, el 1.5 dCi de 110 CV y nuestro 1.6 dCi de 130 CV.

El motor 1.6 dCi es el más "privilegiado" en el sentido de que es el único que puede equipar la caja de cambios automática Xtronic con tracción delantera, y también es el único que puede equipar tracción a las cuatro ruedas pero en este caso sólo con la caja de cambios manual.

Y ya que hablamos de las cajas de cambio todas las manuales son de seis velocidades y la automática es de convertidor de par.

En total a día de hoy tenemos 20 versiones distintas para elegir.

Consola central navegador Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2

Versión tope de gama

El acabado Tekna de nuestro Nissan Qashqai representa la opción más equipada dentro de la gama del SUV de la marca. Entre el equipamiento de serie tenemos control de crucero, indicador de presión de los neumáticos, bluetooth, freno de mano eléctrico, climatizador bi-zona, Safety Pack (alerta de cambio de carril involuntario, asistente de luz de carretera, identificador de señales de tráfico y sistema anti-colisión frontal), cámara de visión trasera, navegador, sensores de aparcamiento, techo panorámico, Driver Assist Pack (control de ángulo muerto, detector de fatiga y detector de movimiento), asistente de aparcamiento automático, faros LED, llantas de aleación de 19" y asientos eléctricos de cuero y calefactados.

Como se puede comprobar no se echa nada en falta y las opciones son sólo dos: tapicería en alcántara o reducir el tamaño de las llantas a 17" por si nos parece exagerado tenerlas de 19". Lo curioso, y no sabemos el motivo, es que ambas opciones son incompatibles entre sí cuando aparentemente no hay ningún motivo técnico que lo impida.

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 TecknaMaletero no tan grande

A pesar de las dimensiones externas del Qashqai su maletero no es tan grande como podríamos esperar. Es cierto que sus 430 litros de capacidad no son pocos pero cabría esperar que fuese algo más. Si abatimos los asientos traseros podemos llegar hasta una capacidad de 1.513 litros, cifra (esta sí) que ya nos permite más alegrías.

El piso lo conforman dos piezas que pueden ser colocadas a dos alturas diferentes, con lo cual podemos crear un doble fondo si las colocamos en su posición más alta. Además permiten ser colocadas en horizontal en dos posiciones por si queremos separar la carga.

El aspecto práctico se ve complementado con la inclusión de un par de ganchos para bolsas pero echamos en falta una toma de corriente.

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 TecknaComo un turismo

A los mandos del Qashqai podría dar la sensación de estar ante un turismo, tanto por el diseño del interior como por el tacto que ofrece. El salto de calidad dado respecto al anterior Qashqai es patente y deja claras las intenciones de que este Qashqai apunta un poco más alto que su predecesor.

A nivel de practicidad va mucho más servido que el maletero y podremos vaciar nuestros bolsillos con la tranquilidad de que tendremos hueco para los objetos que llevemos.

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 Teckna

El cuadro de instrumentos se lee fácilmente gracias que las esferas para cuentavueltas y velocímetro son grandes. Dentro de ellas encontramos los indicadores de gasolina y temperatura del refrigerante del motor, y entre medias una pantalla relativamente grande con las informaciones del ordenador de a bordo y otros elementos del coche.

Tenemos que olvidarnos de la palanca de freno de mano, ya que este Qashqai cuenta con freno de estacionamiento eléctrico que se acciona por un botón situado en la parte baja de la consola central.

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 Teckna

En busca del equilibrio

Si buscas un coche confortable el Qashqai te vendrá bien y si buscas un coche que no se pasee por las curvas también te valdrá. Eso sí, no busques el confort extremo ni un comportamiento deportivo porque entonces el Qashqai no es para ti.

Eso sí, la electrónica está presente y tenemos sistemas en el coche, como el control de trazada activo o la posibilidad de regular la dureza de la dirección en dos modos (Normal y Sport).

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 TecknaEn nuestra versión, con llantas de 19" y tracción delantera, las excursiones fuera de carretera no deberían ser un poco más atrevidas que las que realizaríamos con un turismo pero con mayor altura al suelo.

Parco en consumos

El motor 1.6 dCi 130 es ahora mismo el más potente de la gama. Sus 130 CV permiten alcanzar una velocidad máxima de 183 km/h y realizar el paso de 0 a 100 km/h en 11,1 segundos. Son prestaciones modestas para su potencia pero no olvidemos que estamos hablando de un coche de casi tonelada y media de peso en vacío.

Sin embargo en cuanto a consumo solo podemos decir cosas buenas, pues durante nuestra prueba el consumo medio obtenido ha sido de 5,4 l/100 km en todo tipo de uso, una cifra prácticamente de utilitario pero teniendo en cuenta que estamos hablando de un SUV.

Sus argumentos de venta
  • Imagen
  • Espacio interior
  • Equipamiento

Aspectos mejorables

  • Maletero con pocos detalles
  • Prestaciones
  • Respuesta del motor en baja

Detalles en fotos

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2El maletero tiene pocos detalles para carga menuda. Un par de ganchos como el de la foto y poco más. Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2El suelo tiene doble fondo y gracias a las dos mamparas que hacen de piso se puede compartimentar a nuestro gusto.
Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2Los pasajeros de los asientos traseros están poco mimados. Tan sólo encontramos este hueco (muy poco usable) aprovechando el apoyacodos central.

 

Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2El volante tiene mandos a ambos lados. Desde ellos controlamos el ordenador, el control de crucero y el equipo de audio.
Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 TecknaNuestro Qashqai dispone de arranque por botón, algo muy de moda. Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 TecknaLa lástima del techo de cristal panorámico es que no se abre, lo cual no gustará a los más peques de la casa. Damos fe de que el tintado del mismo deja pasar poco calor.
Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 TecknaLa guantera es sólo eso...una guantera. No está refrigerada y no dispone de los huecos para las conexiones de audio auxiliares. Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 4x2 TecknaLa pantalla táctil de la consola central es muy completa. Hace las veces de navegador, equipo de audio, pantalla de la cámara de marcha atrás y otras funciones que requieren conectividad a Internet.

Fotografías Nissan Qashqai 1.6 dCi 130

Promociones