Prueba Ford C-Max 1.5 TDCi 120 Titanium, equilibrio y precio

Elegir un monovolumen es tarea complicada, y más si es del segmento medio •  El C-Max ya lleva unos años en el mercado pero es un producto muy equilibrado por precio, equipamiento y comportamiento

Resumen

1-09-exterior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Nuestro C-Max 1.5 TDCi 120 Titaniumquizá sea el más recomendable de la gama por precio y motor, situándose en el medio de la misma. Sus 4,38 metros de largo lo sitúan al mismo nivel que los Renault Scenic o Citroen C4 Picasso, por nombrar su rivales más directos.

Su interior está preparado para cinco personas pero la plaza central trasera no alojará cómodamente a un adulto por la anchura del asiento, haciéndolo así más recomendable para un niño. Si queremos más capacidad de transporte de personas tendremos que poner la vista en el Grand C-Max con 7 plazas.

5-05-maletero Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-pEl maletero tiene 471 litros de capacidad pero lo mejor de él es que es muy aprovechable por sus formas y porque tenemos ayudas que nos facilitaran transportar la carga.

El motor es el que está en medio en la gama diésel y cumple bien para un conductor medio. Tiene buen empuje, con un poco de retraso, desde menos de 2.000 rpm y con la caja de cambios de seis velocidades permite aprovecharlo bien, una caja de cambios que tiene además unos desarrollos bastante acertados que huyen de ir buscando buenos consumos sin que estos se resientan.

Con el acabado Titanium (el más alto de los dos disponibles) ya tenemos lo mínimo deseable y lo mejor es que lo podemos mejorar mucho con paquetes opcionales con alta carga de tecnología sin rascarnos demasiado el bolsillo.

En carretera se comporta muy bien, con buen mimo hacia los ocupantes y encima con un carácter ciertamente deportivo si deseamos sacar nuestra vena traviesa en las curvas.

1-09-exterior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Ford C-Max

1.5 TDCi 120

Titanium

Lo mejor:

  • Consumos
  • Comportamiento
  • Maletero

Lo mejorable

  • Pilar A grueso. Quita visibilidad
  • Respuesta del motor por debajo de 1.500 rpm
  • Fila trasera no deslizable

Ficha de gama Ficha de gama Ford C-Max

En estático

2-01-exterior-detalles Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Gama.

Con la eficiencia por bandera, la gama del C-Max está compuesta por motores en los que el "downsizing" está totalmente presente. En lo referente a los de gasolina hay bastante variedad y se empieza con el laureado 1.0 Ecoboost en variantes de 100 y 125 CV. El tope de gama lo representa el motor 1.5 Ecoboost de 150 CV, pero este ya con cuatro cilindros. Entre medias encontramos el motor 1.6 atmosférico que funciona con GLP y tiene una potencia de 117 CV. Existe una versión de este mismo motor que funciona con gasolina convencional y que tiene 120 CV, pero sólo está disponible para flotas.

En lo referente a mecánicas diesel tenemos el mismo bloque 1.5 TDCi que se ofrece con potencias de 95 y 120 Cv, aunque también existe un 2.0 TDCi de 150 CV (esta última también con cambio secuencial), por lo que también aquí tenemos variedad.

Los acabados son dos, Trend Plus y Titanium, pero la mayoría de las mecánicas sólo tienen un acabado en exclusiva asociado a ellas, por lo que la gama está compuesta por un total de 12 versiones distintas.

Carrocería

exterior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-pexterior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-pexterior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

El año pasado la imagen del C-Max recibió un lavado de cara que lo acercaba a la estética general del fabricante alemán y a su "primo", el Ford Focus.

La parrilla delantera es el elemento que más destaca en el cambio pero también han sido retocados los grupos opticos. Otro detalle que también cambio, aunque menos perceptible a primera vista, es que los limpiaparabrisas quedan ocultos bajo el capó con fines aerodinámicos.

En la vista lateral observamos un voladizo delantero de buenas dimensiones que contrasta con lo corto que resulta el trasero. Las llantas en el acabado Titanium toman protagonismo por su tamaño, como también es propio de este el junquillo metálico que enmarca las ventanillas. Precisamente aquí es donde encontramos la mayor diferencia con su hermano Grand C-Max, pues las puertas traseras de este último son corredizas en vez de tradicionales como en nuestro C-Max.

En la parte trasera lo más destacable es el tamaño del portón y de los grupos ópticos, que ahora son más compactos y quedan divididos al abrir el mismo.

Interior más práctico, a base de talonario.

interior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p3-03-interior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-pinterior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Los ocupantes delanteros del C-Max no tendrán problemas de acomodo por las cotas disponibles y además es más práctico al disponer de huecos portaobjetos con mayor capacidad que la versión pre-restyling, cosa muy importante en un vehículo lúdico-familiar.

En la parte trasera encontramos tres asientos individuales que no se desplazan longitudinalmente y, además, el central es más estrecho que los de los extremos. En lo referente a espacio no es tan espacioso como otros grandes rivales de su segmento, como el Peugeot 5008 o un Renault Scenic.

Los ocupantes de esta fila, si tiramos de cartera, irán bien servidos con sendas mesitas plegables que van situadas en los respaldos de los asientos traseros, toma de corriente de 230 V y una salida de aireación específica.

Maletero muy aprovechable.

5-01-maletero Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p5-01-maletero Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p5-01-maletero Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Un aspecto muy importante en un monovolumen, casi crítico diríamos, es el maletero. El uso que se suele dar a estos vehículos implica muchas veces ir cargados con equipaje o "trastos" y el maletero tiene que facilitarnos la vida lo máximo posible.

A este respecto el C-Max nos ayuda bastante, empezando por un plano de carga bastante bajo que nos facilita la carga de bultos en el maletero. Una vez abierto nos encontramos con una superficie de carga muy regular que permite distribuir muy bien la carga, aunque su capacidad de 471 litros se queda algo por debajo de sus rivales. Si decidimos abatir los asientos traseros nos vamos hasta unos nada desdeñables 1.721 litros de capacidad disponible.

Por detalles tampoco nos podemos quejar, pues contamos con una toma de corriente de 12 V y ganchos para bolsas. Bajo el piso encontramos un hueco compartimentado que aloja el kit de reparación de pinchazos y herramientas, que también puede usarse para guardar algún pequeño objeto que no sea muy voluminoso.

4-14-interior-detalle Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Equipamiento con packs interesantes.

Nuestro nivel Titanium es el más alto de los dos disponibles y como equipamiento de serie más reseñable encontramos el equipo de sonido con pantalla táctil de 8 pulgadas, climatizador bizona, control de crucero, 8 airbags o el control de presión de neumáticos, todo esto sin olvidar las llantas de aleación ligera.

Puestos a tirar de opciones nosotros recomendamos echar un vistazo al Paquete Travel Titanium, al Paquete Active Vision y al Paquete Titanium+. Es cierto que a día de hoy suman casi 3.500 € al precio de compra pero, si tenemos en cuenta que el precio de adquisición es bastante competitivo, en el futuro lo agradeceremos porque nos llevamos un C-Max "alicatado hasta el techo" y que nos hará la vida a bordo mucho más fácil.

Dinámica

2-05-exterior-detalles Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-pMotor 

Nuestra versión equipa el motor 1.5 TDCi de mayor potencia que cuenta con una cilindrada de 1.499 cc y arroja una potencia de 120 CV a 3.600 rpm, con un par máximo de 270 Nm a 1.500 rpm.

Precisamente este último dato es el fundamental si queremos que el C-Max se mueva con soltura, pues si lo dejamos caer de ese régimen la respuesta será pobre. Si además le sumamos el dato de que la respuesta del turbo es de un segundo pues ya tenemos el cóctel perfecto para que nos deseperemos un poco.

El "truco" está en cambiar de marcha a un régimen en el que no se baje de esas 1.500 rpm. cuando insertemos la marcha. En nuestra ayuda para eso tenemos un caja de seis velocidades bien escalonados y unos desarrollos correctos que, además, no penalizan el consumo. Estos desarrollos son de agradecer hoy en día, cuando los fabricantes se dedican a montar unas marchas largas que favorezcan el consumo, con la contrapartida que esto tiene a la hora de mover el coche.

6-01-puesto Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Puesto conducción

Ya sabemos que el C-Max deriva del Focus pero a pesar de esto no quiere decir que sean iguales por dentro. Sí es cierto que conservan un puesto de conducción muy similar pero, por ejemplo, los asientos están situados (lógicamente) en una posición más alta y notamos como los pedales están más cerca de los pies del conductor.

Otra diferencia, muy acertada y cómoda en lo que se refiere a la conducción pura y dura, es que la palanca de cambios está en una posición más elevada respecto al Focus y, por ende, más a mano.

A grandes rasgos el salpicadero es continuista respecto a la versión 2011 pero se ha mejorado bastante la ergonomía al reducir el número de botones que tenemos ahora en él para manejar las distintas funciones. En cuanto a acabados son más que correctos pero no alcanzan niveles como los que presenta un Touran, por ejemplo.

La visión para el conductor es bastante buena en todas las direcciones y tan sólo estorba un pilar A bastante grueso que dificulta la visión en los giros a la izquierda.

1-01-exterior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Comportamiento, de tal palo tas astilla.

Marca de la casa en los productos de este siglo es el buen comportamiento que presentan sus modelos. El C-Max no iba a ser menos y nos gusta porque muestra un equilibro muy bueno entre confort y conducción deportiva.

Yendo tranquilos es un coche muy cómodo pero si decidimos desmelenarnos el C-Max no va a rechistar. Cuando abordamos curvas, sean del radio que sean, el coche no rechista ni hace extraños. Además se guía genial y da igual que sea una curva lenta o rápida.

1-01-exterior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-pPrestaciones y consumos:

La aerodinámica de los monovolúmenes hace que, normalmente, no consigan los mismos resultados que una berlina con el mismo motor y desarrollos de cambio. El C-Max no iba a ser menos y de su pequeño motor con 120 CV se logra conseguir una velocidad máxima de 184 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos, registro este último un poco discreto para su nivel de potencia y un peso no demasiado elevado de 1.330 kg.

En lo referente a consumos sí que brilla, al haber obtenido en nuestra prueba una media de 5,6 l/100 km. En ciudad se hará difícil pasar de 9 l/100 km y exprimiendo el motor fuera de ciudad no se pasa normalmente de 12 l/100 km, aunque esto último no casa con la orientación del C-Max.

1-09-exterior Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-pCompetencia:

El C-Max milita en el segmento más competido de los monovolúmenes. Se tiene que ver las caras con el Renault Scenic, Volkswagen Touran, Citroen C4 Picasso, Opel Zafira...en fin, todos los pesos pesados de cada casa.

En otro nivel, por antigüedad, precio o acabados, también se las tiene que ver con el Dacia Lodgy, Seat Altea, Honda FR-V, Toyota Verso...

En resumidas cuentas, su segmento es en el que los fabricantes se dan tortas para ir a por su cuota de mercado.

Detalles en fotos

2-04-exterior-detalles Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

El espejo retrovisor tiene en su extremo luces de intermitentes.

4-10-interior-detalle Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

El hueco de la consola central es configurable como portavasos con las pequeñas pletinas que se mueven y se retiran.

4-16-interior-detalle Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

La luz interior es de un tono blanco proviniente de las lámparas de LED

4-17-interior-detalle Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Para vigilar al pasaje trasero se cuenta con este práctico espejo cóncavo.

4-20-interior-detalle Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

La guantera no está mal de tamaño, pero no tiene detalle alguno.

5-02-maletero Ford C-Max CDTI-150 2016-prueba-p

Los ganchos del maletero están situados muy profundos.

Promociones