Llega el Ibiza Cupra de la última generación con 6.2 kg/cv

Motor 1.8 TSI con 192 cv · Con cambio manual y opción automático de doble embrague DSG · Con disposición de suspensión variable

Seat Ibiza Cupra

La gama Seat Ibiza recibe a su versión más deportiva, el Cupra, con una personalización exterior para ser distinguido y un motor de 192 cv en el tope de potencia de la gama.

El nuevo Ibiza Cupra, de momento se dispone en la carrocería SC, la de 3 puertas. Tanto exterior como interiormente tiene un acabado específico en diversos detalles, con un nivel de equipamiento similar al FR Crono, pero con elementos casi obligados por su nueva potencia y categoría. Otros son elementos obligados para poner los 192 cv en el suelo y sobre todo frenar el coche.

Por ello cuenta con frenos de disco delanteros de 315 mm autoventilados, y discos sólidos atrás de una medida ya más estandarizada. Los neumáticos de serie son de medidas 215/40 en llanta 17.

El motor es el 1.8 TSI que alcanza la potencia máxima a tan solo 4.300 rpm, manteniéndola hasta las 6.200. El par máximo alcanza los 320 Nm entre 1.450 y 4.200 rpm, es decir es un coche muy conducible que entrega pronto la potencia, pero también nos permite una conducción deportiva para sacar partido a todo su potencial.

El Ibiza ahora alcanza los 235 km/h mientras que se pone a 100 km/h en 6,7 segundos, la relación peso/potencia es muy favorable para un comportamiento altamente deportivo, los 192 cv sólo tienen que tirar de 1.185 cv en vacío (6.2 kg/cv). Dispone de perfiles de conducción "Cupra Drive Profile" para ajustar la conducción a nuestro gusto, sobre todo si se dispone de la suspensión adaptativa opcional.

Seat Ibiza Cupra 2015-2611-2

Interior más deportivo aún que el FR.

En el interior disfruta de un puesto mucho más rácing con unos asientos semi-baquets y unos pedales acabados en aluminio, además de una instrumentación específica y el volante heredado del Seat León Cupra.

En el exterior se diferencia por unas defensas específicas, la trasera con salida de escape central poligonal y un discreto difusor inferior y espoiler superior. Sus llantas también son específicas y dejan ver las pinzas de freno en rono vivo. Los espejos están acabados en negro, con luces intermitentes en sus extremos.

En cuanto a equipamiento específico de confort encontramos: faros de Bi-xenon, iluminación exterior de cortesía con retardo/anticipo faros, encendido automático de luces y limpiaparabrisas, los pedales de aluminio y control de velocidad de crucero, la rueda de repuesto es de tamaño normal. Por supuesto que cuenta con la última generación de equipamiento de conectividad de Seat, con el Full Link de forma opcional.

De manera opcional se puede disponer de suspensión variable adaptativa, configurable desde el "Cupra Drive Profile".

Ficha gama Ibiza SCFicha Seat Ibiza SC

Seat Ibiza Cupra 2015-2611-2

Más fotos Seat Ibiza Cupra + Fotografías

Apunte técnico

Apunte técnico

Durante el desarrollo del motor se ha prestado especial atención al proceso de combustión. Además de la inyección directa de combustible FSI, el motor 1.8 TSI utiliza un sistema de inyección indirecta que inyecta el combustible al final del colector de admisión situado al lado de las válvulas de mariposa, donde experimenta una rotación intensa con el aire. La inyección indirecta entra en juego en condiciones de carga parcial, bajando el consumo de combustible y reduciendo las emisiones de partículas.

Tecnología punta al detalle

La presión del conducto común del sistema FSI se ha aumentado de 150 a 200 bares. La inyección directa se activa durante el arranque y en condiciones de cargas superiores y puede realizar de dos a tres inyecciones individuales por ciclo. Para optimizar el ciclo de carga, el control de válvula presenta un mayor grado de libertad. El sistema de variación de la alzada de válvulas en dos fases funciona tanto en el árbol de levas de admisión como de escape. Los dos tipos de levas se pueden ajustar con un ángulo de 30 o 60 grados de giro de cigüeñal.

Los cuatro cilindros ofrecen una innovación superior con un sistema avanzado de gestión térmica. El flujo del refrigerante está regulado por dos válvulas rotativas de alta velocidad integradas en un único módulo y controlado por un engranaje helicoidal conectado a un motor eléctrico. Esto desempeña un papel fundamental para conseguir que el aceite del motor alcance la temperatura de funcionamiento tan rápido como sea posible después de un arranque en frío. El líquido de refrigeración permanece estático en el cárter durante un tiempo relativamente largo y la calefacción del interior circula por un circuito independiente de la culata del cilindro. Esto significa que el radiador principal, que disipa el calor por los alrededores sin ningún beneficio, no entra en juego hasta lo más tarde posible.

Perfecto en eficiencia y rendimiento

El nuevo módulo de válvulas rotativas puede ajustar la temperatura del agua en función de la carga y de la velocidad del motor entre 85 y 107 grados Celsius, con lo cual se consigue el mejor equilibrio entre mínima fricción interna y eficiencia termodinámica. En todo el sistema de refrigeración, las válvulas gestionan el flujo de calor entre el motor, el intercambiador de calor de transmisión y el interior del vehículo. Esta solución se ha consolidado gracias a la integración del colector de escape en la culata con líquido refrigerante. De esta manera, se reduce la temperatura de las emisiones, lo cual significa que el motor 1.8 TSI no necesita recurrir al enriquecimiento de la mezcla aire/combustible, tan ampliamente utilizado, con carga máxima. Como resultado, el consumo de combustible durante la conducción deportiva es significativamente más bajo.

El turbocompresor del motor 1.8 TSI también se ha rediseñado por completo. Sus características principales son un rotor de turbina hecho de una nueva aleación que puede soportar temperaturas de hasta 980 grados, la sonda lambda delantera, un amortiguador de ruidos de pulsaciones, un rotor de compresor de fundición y un actuador eléctrico de la válvula de descarga que regula la presión de carga muy rápido y de forma muy precisa, reduciendo así el consumo de combustible.

Un diseño ligero que mejora el dinamismo y reduce el consumo

El motor, increíblemente ligero, pesa solo 133,4 kg y mejora sustancialmente el rendimiento y la conducción del Ibiza Cupra. Los aspectos tecnológicos destacados son el nuevo módulo del colector de escape y el turbocompresor, un nuevo proceso de fundición para el cárter de hierro fundido con un grosor de aproximadamente tres milímetros, un cigüeñal con cuatro contrapesos en lugar de ocho y cojinetes con un diámetro más pequeño. Los pistones están hechos de una aleación nueva, más resistente. El depósito del aceite está hecho de un plástico muy ligero y muchos de los cierres son de aluminio.

La fricción interna se ha reducido drásticamente gracias a un nuevo tipo de revestimiento de las faldas del pistón y a los cojinetes antifricción en ambos ejes de equilibrado, que compensan las fuerzas de inercia de segundo orden. La bomba de aceite regulada consume muy poca energía, con un sistema eléctrico de alta precisión que hace funcionar la refrigeración por aceite pulverizado. Todas estas características hacen del nuevo SEAT Ibiza Cupra un modelo compacto de alta tecnología para el uso cotidiano.

Promociones