Renault EOLAB, prototipo de bajas emisiones y consumos de cara a la serie

Consumos de 1 litro cada 100 km y emisiones de 20 g/km. Con tecnología híbrida enchufable que se transmitirá a futuros modelos en serie.

Renault ha producido el prototipo denominado EOLAB dentro del programa que lleva el mismo nombre, la finalidad de este vehículo es la de probar los elementos y tecnologías que puedan lograr la máxima eficiencia para un automóvil que se pueda homologar para la serie.

De esta forma todo lo aplicado al prototipo EOLAB puede ser incluido en un vehículo que se adquiera en un concesionario, se basa en tecnologías actuales, aplicadas todas juntas como la reducción de peso, la optimización aerodinámica, la recarga eléctrica, motor de bajo consumo y neumáticos de baja resistencia a la rodadura.

Todo ello ha logrado en el prototipo EOLAB un consumo de 1 litro cada 100 km. Pero ahora bien, no se especifica si es esta cantidad en el ciclo de homologación oficial en el que se tiene en cuenta la partida con la batería recargable desde un enchufe totalmente llena con los kilómetros correspondientes en los que el consumo es cero, o se parte con esta batería vacía, que sería el consumo real del vehículo.

En cualquier caso Renault busca la máxima eficiencia, y en el caso del prototipo OELAB se ha logrado una reducción de peso de 400 Kg, una aerodinámica activa un 30% mejorada, que cuenta con paletas y elementos activos que caudalizan el aire a baja velocidad y lo esculpen en alta, una batería que da 60 km de autonomía, hasta 120 km/h y todo ello con el sistema híbrido de Renault, Z.E. Hybrid y un motor de gasolina de 3 cilindros 1 litro de cilindrada y 75 cv. La caja de cambio es una nueva idea de un cambio semiautomático de 3 velocidades de compacto tamaño y ligereza y el motor eléctrico cuenta con 40 kW, aproximadamente 54 cv.

Más que un ejercicio de estilo.

El prototipo EOLAB es mucho más que un ejercicio de estilo o que un escaparate: diseñado sobre la base de una berlina del segmento B, el prototipo incorpora 100 avances tecnológicos industrialmente realistas que se integrarán de manera progresiva en los futuros vehículos de la gama.

El vehículo de demostración EOLAB está dotado de una altura de carrocería variable gracias a unas suspensiones controladas por aire.

Aerodinámica activa.

Según la velocidad ciertos elementos movibles canalizan el aire según la necesidad de refrigeración o no. El paragolpes delantero del EOLAB consta de un spoiler activo que baja 10 cm por encima de 70 km/h con el fin de limitar el paso del aire bajo el vehículo, una zona que, incluso con un piso plano, sigue presentando algunas asperezas poco favorables en términos de aerodinámica.

Otros elementos móviles introducidos en EOLAB: trampillas de 40 cm de alto y 10 cm de ancho situados verticalmente en el paragolpes trasero, detrás de las ruedas traseras. Por encima de 70 km/h, estos "flaps" se abren 6 cm para juntar todo lo posible las vías de circulación del aire que recorren los costados del coche cuando avanza y que, sin ello, tienden a despegarse muy pronto de los flancos del vehículo más allá de las ruedas traseras, lo que degrada la resistencia. Los flaps desplegados mantienen el flujo pegado al vehículo lo más atrás posible, hasta el final del paragolpes trasero. Estos flaps vuelven a tensar el flujo de aire y evitan la creación de torbellinos que funcionan como frenos aerodinámicos.

Llantas activas.

De paso, los equipos de EOLAB también han estudiado las llantas, cuyo ideal aerodinámico pide que sean lisas y cerradas, pero que pocas veces lo son, sobre todo por motivos de diseño y de refrigeración de los frenos. Así que han ideado un dispositivo ingenioso que obtura las llantas cuando los frenos no necesitan ser refrigerados y que permanece abierto el resto del tiempo, conciliando así diseño y aerodinámica. Para ello, se ha implantado un detector de temperatura a la altura de las llantas.

A partir de este prototipo Renault ha desarrollado un Concept que presentará en el Salón del Automóvil de París.

Promociones