30 aniversario del Volvo 780, corazón sueco con traje italiano

Carrozado por Bertone tuvo una producción muy limitada · Mecánica sueca con diseño italiano · Producido en las instalaciones del carrocero italiano

Versión resumida

Este año se celebran 30 años del Volvo 780, un modelo con carrocería Bertone y tecnología sueca. El Volvo 780 tuvo una producción muy limitada, era un coche muy exclusivo y sólo se fabricaron 8.518 unidades entre 1985 y 1990. La mecánica provenía del Volvo Serie 700 pero la carrocería fue un diseño de la firma italiana.

Fue el Volvo más caro del momento, con su línea deportiva recordándonos al Volvo 262C, pero aquí se utilizaron menos similitudes.

Tuvo una importante innovación: el pretensor del cinturón de seguridad, un sistema pirotécnico que tensaba el cinturón en el momento del accidente para evitar daños a los pasajeros.

En el momento de su presentación, el 780 incluía un motor turbo-diésel de seis cilindros en línea. Le siguieron un motor turbo de 4 cilindros y también un V6, apenas se hicieron modificaciones en los 5 años sólo en 1.988 el rígido eje trasero fue sustituido por un eje Multilink.

El Volvo 780 estaba equipado a tope, disponía de todos los elementos que existían en ese momento en el mercado, acabado con nobles maderas y cueros y un lujo máximo para la época.

Volvo 780

Versión larga

El Volvo 780 fue el elegante resultado de la colaboración entre Volvo Car Corporation y la compañía italiana Bertone. Los componentes mecánicos procedían de la serie 700 de Volvo y la carrocería fue diseñada por Bertone. Solo se fabricaron 8518 vehículos en un periodo de cinco años.

En 1985, varios artistas de todo el mundo se agruparon bajo el nombre de «USA for Africa» y grabaron el tema «We are the World». Mijaíl Gorbachov asumió el liderazgo de la Unión Soviética. Microsoft publicó la primera versión del sistema operativo Windows y por primera vez se utilizó el ADN como prueba para resolver un crimen.

En marzo de 1985 se estrenó un Volvo que combinaba la elegancia italiana con la ingeniería sueca. El 780 cupé ocupó el lugar de honor en el stand de Volvo en el Salón del Automóvil de Ginebra. Era el vehículo más caro que había presentado la compañía hasta el momento. De alguna manera seguía la tradición de los modelos cupé de Volvo iniciada con el P1800 en 1961.

Ya existía una relación previa entre Volvo Car Corporation y la turinesa Bertone, ya que la compañía italiana de carrocería y diseño había realizado varios encargos para Volvo. En 1977 se había presentado el Volvo 262C, un exclusivo cupé basado en la serie 260. Lo construyó Bertone, que fabricó 6622 unidades entre 1977 y 1981.

Empezar desde cero.

En el Volvo 262C, solo algunas secciones de la carrocería diferían del resto de la serie 200. Sin embargo, con el 780 se empezó desde cero. Solo compartía con la serie 700 el chasis y el motor. A pesar de sus aparentes similitudes con los modelos sedán, tenía una carrocería totalmente nueva.

Carozzeria Bertone fue la responsable del diseño. «Clase» y «elegancia» fueron las dos palabras clave para su diseñador, Nuccio Bertone. En el proceso también participó el diseñador jefe de Volvo, Jan Wilsgaard para garantizar que el modelo siguiera siendo inconfundiblemente un Volvo.

La primera propuesta consistió fundamentalmente en un 760 de dos puertas con la línea del techo más inclinada. La segunda fue un estudio de diseño libre para un vehículo deportivo. Fue la tercera alternativa la que propuso unas líneas equilibradas y armónicas.

Carozzeria Bertone fue también la responsable de la construcción y montaje del 780, mientras Volvo se ocupaba del marketing y las ventas. Desde Suecia se enviaron varios componentes del chasis y motores completos hasta Italia, ya que el montaje final se realizó en las instalaciones de Bertone.

«El 780 es un vehículo elegante, ideal para viajes largos. Ofrece un diseño personal, componentes exclusivos, una gama única de motores y una preocupación especial por el confort», comentó en su día Carleric Häggström, director de Marketing de Volvo Car Corporation, sobre el nuevo vehículo.

Centrado en EE. UU.

El exclusivo modelo 780 siempre se pensó para una fabricación a pequeña escala. El objetivo de Volvo al fabricar este modelo era demostrar que tenía algo que decir en el segmento de los vehículo Premium pensando fundamentalmente en la exportación a mercados como los de EE. UU., Japón y algunos países europeos.

Su interior estaba lujosamente equipado. Los laterales de las puertas y el panel de instrumentos tenían detalles de maderas nobles y la tapicería de piel estaba disponible en dos colores contrastados. Compartía con otros vehículos italianos exclusivos un mecanismo de control de la apertura de las puertas que desbloqueaba el portón trasero y la tapa del depósito de combustible.

Prácticamente cualquier equipamiento imaginable que pudiera incluirse como opción en 1985 estaba incluido de serie. Los asientos, las ventanillas, los retrovisores y el techo solar se accionaban eléctricamente. El vehículo también llevaba climatizador, frenos ABS y regulación automática de nivel, así como un equipo estéreo controlado por microprocesador.
En el 780 se presentó una importante innovación: el pretensor del cinturón de seguridad. Una pequeña carga pirotécnica colocada en el mecanismo de la bobina de inercia del cinturón, diseñada para detonar en el preciso momento de la colisión, garantizaba que el cinturón de seguridad se tensara antes de que pudieran actuar las fuerzas del impacto.

Motores de seis cilindros y un turbo de cuatro.

El Volvo 780 estaba disponible con varios motores, aunque no todos estaban disponibles en todos los mercados. En el momento de su presentación, el 780 incluía un motor turbodiésel de seis cilindros en línea. Le siguieron un motor turbo de 4 cilindros y también un V6.

Durante los cinco años de producción del 780 apenas se realizaron cambios en el vehículo, aunque sí se benefició de las mismas actualizaciones que la serie 760. En 1988, el rígido eje trasero fue sustituido por un eje Multilink.

Entre 1985 y 1990 se fabricaron 8518 vehículos Volvo 780. En su último año, el 780 costaba en Suecia 315.200 coronas suecas en comparación con las 247.500 que costaba un 760 GLE.

En Techno Classica, el mayor certamen del automóvil clásico que se celebrará en la ciudad alemana de Essen del 15 al 19 de abril, Volvo Cars Heritage presentará varios modelos que son el resultado de la colaboración entre Volvo y Bertone. Naturalmente, el Volvo 780 estará allí.

Promociones